ACNÉ

Es una enfermedad inflamatoria crónica de la unidad pilosebácea. Afecta principalmente adolescentes y adultos jóvenes, con un ligero predominio en varones, donde suele ser más grave, pero es más prolongado en las mujeres. Predomina en cara, espalda y tórax.

Al principio hay comedones cerrados (blancos) y abierto (puntos negros) que evolucionan a pápulas y pústulas. Si estas lesiones no se manipulan, no dejan cicatrices, excepto en lesiones profundas como son los quistes y los abscesos.

El manejo del acné depende del tipo de lesión predominante y su severidad. Debe enfocarse en corregir los mecanismos causantes, curar los síntomas clínicos y prevenir la formación de cicatrices.

En el tratamiento es posible emplear diversos fármacos, tanto tópicos como orales o ambos y cada uno de ellos pueden estar dirigido a distintos aspectos de la enfermedad.

 

DERMATITIS SEBORREICA

Es una enfermedad eritemato-escamosa, inflamatoria, de evolución crónica y recurrente, que afecta a niños y adultos. Es de causa desconocida y afecta principalmente el cuero cabelludo, la cara, el tórax y los pliegues.

Dependiendo la edad de aparición, se clasifica en Dermatitis seborreica del adulto, Dermatitis seborreica del niño y otras formas especiales de presentación.

El tratamiento es paliativo, no hay cura permanente en los adultos. En los niños tiene una evolución favorable.

 

CAÍDA DE PELO (ALOPECIAS)

Son alteraciones que se caracteriza por pérdida de cabellos. Puede ser parcial o completa; cicatrizal y no cicatrizal. Son una consulta frecuente en dermatología.

Hay muchas formas clínicas, las más frecuentes son:

  • Alopecia androgénica (calvicie común)
  • Alopecia areata (pérdida localizada o en parches)
  • Efluvio anágeno agudo (relacionado con trastornos endocrinológicos, carenciales, uso de quimioterapia, etc.)
  • Efluvio telógeno agudo (principal causa de pérdida difusa, muy frecuente en el embarazo, trastornos de la glándula tiroides, uso de algunos medicamentos)
  • Entre otros tipos de alopecias.

Es necesario en algunas formas, evaluación sistémica el tratamiento va encaminado a tratar la causa desencadenante, así como el uso medicamentos estimulantes del crecimiento capilar.

MELASMA O CLOASMA

Melanosis o hiperpigmentación facial adquirida, muy común en la consulta dermatológica, frecuente en mujeres, que se caracteriza por manchas color café con leche que se localiza preferentemente en las mejillas, regiones temporales, región frontal y labio superior.

Dentro de los factores de riesgos están: embarazo, factores hormonales y nutricionales, exposición solar, uso de anticonceptivos orales, uso de ciertos cosméticos; también puede considerarse idiopático (sin causa aparente).

El manejo y tratamiento es variado; debe evitarse la automedicación con cremas y lociones de origen desconocido, uso de protección física (sombreros o sombrillas), filtros solares y procedimientos estéticos que sean realizados por personal certificado.

 

ROSÁCEA

Enfermedad crónica, inflamatoria facial, de origen desconocido, que predomina en  mujeres de raza blanca, entre los 30 a 50 años de edad. Se caracteriza por un componente vascular que da lugar a un eritema persistente y lesiones tipo acné, localizado en nariz, mejillas mentón y frente.

Los tipos clínicos son: eritematotelangiectásicas (cuperósica), papulopustular, fimatosa y ocular.

Su causa es desconocida, pero se ha relacionado con trastornos gastrointestinales y endocrinológicos.

El tratamiento es complejo; debe evitarse el uso de cremas oleosas, esteroides, exposición solar, cambios bruscos de temperatura, bebidas alcohólicas, alimentos picantes, entre otros factores agravantes. Se debe cuidar la piel con sustancias que no sean irritantes, uso de fotoprotección,  antiinflamatorios tópicos, antibióticos y retinoides tópicos o sistémicos y en determinados casos, la terapia basada en láser y cirugía (rosácea fimatosa).

 

HERPES SIMPLE Y ZÓSTER

Son enfermedades producidas por virus de la familia Herpesviridae, comprende 8 tipos.

Herpes simple es una dermatosis vesiculosa producida por el virus Herpes simple. Se presenta en dos formas: herpes tipo 1 (oral)  y 2 (genital). El Herpes simple tipo 1 está relacionado con afectación a nivel labial, oral (Gingivoestomatitis herpética) o a nivel de la faringe (faringitis herpética); el tipo 2 con afectación a nivel genital.

El tratamiento incluye educación sanitaria (no automedicarse), asesoría sexual (en caso de afectación  genital) y tratamiento antivírico.

Herpes zóster enfermedad infecciosa aguda, autolimitada producida por la reactivación del  virus Varicela-Zóster.  El paciente siempre tiene historia de haber padecido varicela en algún momento de su vida. Ocurre en cualquier época del año y cualquier edad, pero es más frecuente en adultos mayores de 60 años de edad; otro factor de padecer está las inmunodeficiencias congénitas y adquiridas. Dentro de los síntomas dolor y sensación de hormigueo en el trayecto del nervio afectado. Debe ser diagnosticado y tratado a tiempo para evitar las complicaciones.

 

DERMATITIS O ECCEMAS (ALERGIAS E IRRITACIONES DE CONTACTO)

Son procesos inflamatorios como resultado de la exposición de la piel a sustancias diversas que actúan irritándola o produciendo alergia. Hay una amplia gama de sustancias que pueden producirla, entre la que tenemos: plantas (utilizada muy frecuente para hacer baños curativos), níquel, cosméticos, detergentes, jabones, perfumes, entre otros.

Los principales signos y síntomas son eritema o enrojecimiento, edema o hinchazón, pápulas, vesículas, costras, fisuras.

El manejo y el tratamiento van encaminado a la eliminación del agente causal, antiinflamatorios tópicos y/o sistémicos,  antihistamínicos orales.

 

INFECCIONES POR HONGOS

Las micosis o enfermedades producidas por hongos se denominan superficiales cuando afecta la capa externa de la piel. Dentro del grupo de las micosis superficiales, las dermatofitosis o tiñas, son las más frecuentes. Son producidas por hongos que afectan la piel, y sus anexos, como las uñas y el pelo. Estos proceden de tres fuentes: hombre, animales domésticos o de la tierra. Son frecuentes en regiones tropicales y pueden afectar a cualquier edad, raza, y sexo; en íntima relación con enfermedades como la diabetes, linfomas, SIDA, enfermedad de Cushing, uso de drogas inmunosupresoras.

Se clasifica en base al área del cuerpo comprometida en:

  • Tiña de la cabeza
  • Tiña del cuerpo
  • Tiña inguinal
  • Tiñas de los pies
  • Tiña de las uñas (onicomicosis)

Otra micosis superficial frecuente en nuestro medio es la Pitiriasis versicolor (paños), que se presenta en cara y tronco y que favorece su aparición el calor, la humedad, aplicación de productos grasosos, uso de medicamentos inmunosupresores. Es muy frecuente en niños, adolescentes y adultos jóvenes.

El diagnóstico de las micosis superficiales es sencillo, se utiliza las escamas, los pelos y material de las uñas afectadas, recolectado por raspado suave de la superficie afectada y se lleva al microscopio. Otros métodos para el diagnóstico están la luz de Wood (lámpara que produce fluorescencia brillante) y el cultivo con agar dextrosa Sabouraud.

El tratamiento depende del tipo de micosis, y puede utilizarse tratamiento tópico, sistémico o ambos, dependiendo de la gravedad y/o extensión de la enfermedad.

 

ERISIPELA Y CELULITIS

Son infecciones agudas de la piel producida por bacterias, que se diferencia una de la otra por la afectación que se circunscribe en la piel (erisipela) o más allá de esta (celulitis). Se acompañan de dolor, enrojecimiento, hinchazón, fiebre y malestar general.

Dentro de los factores que favorecen su aparición están: obesidad, trastornos circulatorios, focos infecciosos, eccemas, tiñas (infecciones por hongos), diabetes, mala higiene, desnutrición.

El manejo puede ser ambulatorio en casos leves a moderados o puede requerir ingreso hospitalario en caso grave.

 

ESCABIASIS

Enfermedad causada por parásito Sarcoptes scabie variedad hominis, que tiende a ser generalizada, con predominio en pliegues y genitales; Es trasmisible, por lo general familiar y contactos cercanos y causa prurito con mayor intensidad en las noches. En el manejo debe aplicarse a los familiares simultáneamente, medidas de higiene general, medicamentos escabicidas, lociones y fármacos que eviten el prurito.

 

ESTRÍAS

Son atrofias cutáneas localizadas, que pueden ser lineales o serpiginosas que afecta vientre, flancos, muslos y senos. Pueden aparecer en el curso del embarazo, pubertad, enfermedades sistémicas, o personas que practican ejercicios de levantamiento de pesas.  Existen múltiples terapias y procedimientos para su manejo, que ayudan a mejorar la apariencia de las mismas, que deben ser realizados por personal certificado.

 

VITÍLIGO

Es una discromía (alteración de la pigmentación de la piel) adquirida, de etiología desconocida,  constituido por manchas blancas rodeado de piel normal, de distribución asimétrica, típicamente asintomático. Afecta a ambos sexos por igual. Existen antecedentes familiares de la enfermedad, anemia perniciosa, trastornos tiroideos, diabetes mellitus, enfermedad de Addison, alopecia areata.

Se clasifica en: localizado (focal, segmentario, mucoso), generalizado (acrofacial, vulgaris y mixto) y universal.

El manejo y tratamiento varía según tipo y localización. Siempre debe hacerse una historia clínica y examen físico; como métodos para establecer el diagnostico se utiliza lámpara  de Wood (emite un fluorescencia que facilita distinguir de otras manchas o hipopigmentaciones), biopsia cutánea (no siempre es necesario), pruebas de función y anticuerpos tiroideos, anticuerpos antinucleares (ANA), evaluación oftalmológica y auditiva y apoyo psicológico. El tratamiento va desde esteroides tópicos, inmunomoduladores tópicos, fototerapia con luz ultravioleta de banda ancha, estrecha o asociada a psoraleno, microinjertos cutáneos, etc.

 

URTICARIA

Es un grupo de enfermedades inflamatoria, muy frecuente en la práctica dermatológica caracterizada por ronchas con erupción típica y prurito,  resultado de la liberación de histamina y otros mediadores inflamatorios activados por los mastocitos. También existe una reacción similar a la urticaria en el tejido celular subcutáneo o mucosas conocido como angioedema.

Según su tiempo de evolución se puede clasificar en urticaria aguda (menos de 6 semanas) y urticaria crónica (mayor de 6 semanas). Las causas más frecuentes de urticaria aguda son el uso de analgésicos, antinflamatorios no esteroideos (AINES), inhibidores de la enzima convertidora de angiotensina, (IECAS), infecciones; las causas de urticaria crónica incluye infecciones parasitarias, trastornos tiroideos, enfermedades autoinmunes, neoplasias, drogas ilícitas, medicamentos, o idiopática (causa desconocida).

El manejo incluye investigar las posibles agentes desencadenantes y antihistamínicos H1 orales de segunda generación.

 

VARICES Y ARAÑAS VASCULARES

Las varices  son dilataciones venosas, tortuosas, como consecuencia del fallo valvular, provocando estasis venoso.

Dentro de los factores de riesgos están: edad, sexo femenino, postura, obesidad, embarazo, uso de anticonceptivos orales y terapia de remplazo hormonal, dieta y hábito intestinal y el sedentarismo.

Los pacientes a menudo se quejan de cansancio, dolor, pesadez, sensación de ardor o quemazón, calambres, prurito e hinchazón a nivel del tobillo.

Para hacer el diagnostico se realiza historia clínica y examen físico y estudios complementarios como la ecosonografía doppler dúplex de miembros inferiores, la cual permite evaluar la anatomía, la etiología y la fisiopatología de la extremidad afectada.

Para el tratamiento lo primordial es cambios de los estilos de vida, uso de flebotónicos, medias de compresión, escleroterapia química, láser y en casos específicos está indicada la cirugía.

 

DERMATITIS ATÓPICA

Es una enfermedad inflamatoria crónica de la piel, que se caracteriza una clínica específica, caracterizada por piel seca, prurito intenso, con una localización y morfología típica.

Su etiología es multifactorial desde alteraciones y susceptibilidades genéticas, defectos inmunológicos, susceptibilidad a alérgenos o antígenos bacterianos o hasta una respuesta anormal del sistema nervioso autónomo.

Es más frecuente durante la lactancia y la infancia temprana; 50% durante el primer año de vida y un 30% adicional entre el primero y quinto año; 50% desarrollan más tarde rinitis alérgica o asma bronquial.

El diagnóstico y el tratamiento deben iniciarse oportunamente para evitar las complicaciones, ya que estos pacientes son más susceptibles a infecciones bacterianas, virales y parasitarias, así como afectación a nivel ocular, oído, gastrointestinal y renal.

El tratamiento varía según el grado de afectación, procurando prevenir las exacerbaciones tempranas. Incluye tratamiento tópico como son los emolientes, queratolíticos, antihistamínicos orales de segunda generación, antibióticos tópicos, antivirales o antimicóticos en casos de infección agregada, esteroides tópicos y sistémicos, inmunomoduladores y fototerapia con luz ultravioleta. Todos estos deben ser indicados por un dermatólogo con manejo conjunto con pediatría.

 

QUELOIDES

Son proliferaciones anormales del tejido conectivo producido por una lesión o injuria, que puede ser por quemaduras, traumatismos, cirugías, entre otras causas. Es común su aparición en lóbulos de las orejas, tórax, espalda, cuello, tobillo y otros sitios en la piel donde exista tensión. Es muy común en la raza negra. A veces se pueden acompañar de síntomas como dolor o prurito. El tratamiento es variado, teniendo en cuenta que no que no se puede crear falsas expectativas de remisión. Entre los tratamientos disponibles están: inyecciones intralesiónales de esteroides, crioterapia, bandas de compresión, cirugía más cualquiera de las técnicas anteriores, radioterapia, etc. Cada una estos procedimiento debe ser realizado por médicos dermatólogos certificados.

 

VERRUGAS VIRALES

Son neoformaciones benignas de la piel y mucosas producidas por el virus del papiloma humano (HPV), del cual existen más de 100 subtipos, algunos con alto potencial oncogénico. Se distinguen los siguientes tipos: verrugas vulgares, verrugas planas, verrugas plantares (comúnmente llamadas clavos),  verrugas subungueales o periungueales, condilomas acuminados (verrugas genitales), papulosis Bowenoide, en algunos casos en el contexto de enfermedades hereditaria con defecto en la inmunidad como es el caso de la Epidermodisplasia verruciforme.

Hoy día la infección por HPV es la infección de transmisión sexual más frecuente.

El tratamiento varía desde queratolíticos, electrofulguración y curetaje, nitrógeno líquido en spray (crioterapia), podofilina, podofilotoxina y ácido tricloroacético en caso de las verrugas genitales, entre otras modalidades terapéuticas. 

 

CALLOSIDADES

Son capas de piel engrosadas causadas por la repetitiva fricción o presión permanente.  Aparece  principalmente en plantas de los pies y palmas de las manos. Son frecuentes envejecientes, obesos, diabéticos, en enfermedades que alteran la anatomía del pie y en algunas ocupaciones que requieran presión permanente en el casos de las manos. Su tratamiento varía desde queratolíticos hasta cirugía. En algunos casos se debe manejar en conjunto con el ortopeda y podología, sobre todo en casos de anatomía anormal del pie.

 

QUISTES

Son tumoraciones benignas, semiesféricas, tamaño variable y consistencia firme, que según su origen pueden ser infundibulares  (epidérmicos) y triquilémicos. Algunos de los quistes más frecuentes en la consulta dermatológica son: quistes epidérmicos, quistes triquilémicos, quistes de millium, quistes dermoides, quistes sebáceos, mucoceles, quistes sinoviales, entre otros. El tratamiento es quirúrgico; no siempre es necesaria la biopsia para confirmar el diagnóstico.

 

PSORIASIS

Es una enfermedad crónica, recurrente, de etiología multifactorial,  producida por una reacción anormal de la inmunidad celular, que provoca una hiperproliferación de la piel. Se presenta como lesiones eritematosas con superficie descamativas, bien marcadas; sus escamas son secas, blanquecinas, brillantes, muy abundante sobre las lesiones.

Evoluciona por brotes con periodos de remisión total o parcial y exacerbación. Las áreas más afectadas son el cuero cabelludo, zonas extensoras de las extremidades, codos, rodillas, piernas, región sacra y las uñas. Puede afectar las articulaciones (artritis psoriásica), principalmente en la 4ta a 5ta década de la vida.

Dentro de las formas clínicas están:

  • Psoriasis vulgar
  • Psoriasis ungueal
  • Psoriasis en gotas
  • Psoriasis pustulosa
  • Psoriasis eritrodérmica
  • Psoriasis inducida por drogas

El tratamiento paliativo, no curativo. Se debe proporcionar apoyo psicológico y evitar los factores desencadenes (infecciones, traumas, estrés, etc.). El tratamiento puede ser tanto tópico como sistémico o combinaciones de ambos. Además de fototerapia y fotoquimioterapia y últimamente terapia biológica para los casos severos.

 

LIQUEN PLANO

En una enfermedad o dermatosis papulosa inflamatoria,  de origen desconocido, tal vez relacionado con factores genéticos e inmunitarios. Tiene una distribución mundial, muy frecuente en la consulta dermatológica. Afecta a personas de cualquier raza y sexo y de todas las edades.

Se caracteriza por una erupción formada por pápulas redondas o poligonales, aplanadas, de color rosado violáceas, muy pruriginosa. Aparece en cuero cabelludo, mucosas oral y genital, brazos, piernas,  palma y planta de manos y pies, región lumbar y uñas.

Se clasifica en:

  • Liquen plano clásico
  • Liquen plano oral
  • Liquen plano ampollar
  • Liquen plano penfigoide
  • Liquen plano peripilar o folicular
  • Liquen plano pigmentando
  • Liquen plano hipertrófico
  • Liquen plano ungueal
  • Liquen plano palmo plantar
  • Liquen plano zoniforme o lineal
  • Otras formas clínicas

No existe un tratamiento específico, es esencialmente sintomático. Hay muchas terapias que pueden utilizarse dependiendo la localización y el tipo de Liquen plano.

 

HIPERHIDROSIS

Es la transpiración excesiva localizada, visible, de al menos 6 meses de duración, sin causa aparente. Se localiza en palmas, plantas o axilas, casi siempre de origen emocional, independiente de la temperatura ambiental. Esta enfermedad interfiere con las actividades cotidianas, con menor calidad de vida para el paciente.

Lo más importante en el tratamiento es descartar causas sistémicas de hiperhidrosis. Algunos de los métodos terapéuticos actuales: antitranspirantes tópicos, anticolinérgicos, toxina botulínica A y procedimiento quirúrgico solamente reservado en casos graves que no respondan a las terapéuticas anteriores.

 

PITIRIASIS ROSADA DE GIBERT

Erupción exantemática aguda, inflamatoria, muy frecuente, autolimitada, que comienza con una lesión oval escamosa (medallón o parche heráldico; placa madre), para luego ser seguido por lesiones similares de menor tamaño, principalmente en el tronco. Afecta todas las razas, en adolescentes y adultos jóvenes con predominio en mujeres. Su causa es desconocida, pero hay una fuerte asociación con la reactivación de los virus Herpes humanos tipo 7 y a veces el 6. Es asintomática, aunque puede haber prurito y síntomas semejantes a un proceso gripal. El tratamiento en sintomático, puede haber resolución espontanea. Solo se recomienda en casos extensos y pruriginosos.